Quadern d'aprenentatges, projectes , treballs en arquitectura, urbanisme, dibuix, fotografía.. el méu procés d'aprenent d'arquitecte.

Cuaderno de aprenedizajes, proyectos y trabajos en arquitectura, urbanismo, dibujo, fotografía.. mi proceso como aprendiz de arquitecto.







26/2/15

APRENENTATGES / APRENDIZAJES (o cómo proyectar I)

Durante nuestra formación todos hemos pasado por la pregunta ¿cómo se proyecta? ¿por dónde empezar mi proyecto? No se puede dar una receta. Y de hecho es un proceso personal que crece y se modifica con la experiencia. A menudo, los arquitectos presentan sus trabajos impecables, pero se olvidan de explicarnos las dudas, los caminos sin salida, las vueltas atrás que sufrieron durante el proceso.. 
Éste post cuenta algunas cosas que he aprendido o he sistematizado al hacer un proyecto de edificio de 51 viviendas, en el taller de proyectos III de la ETSAB-UPC.
Son aspectos a tener presentes o a matizar en futuros trabajos. Los considero muy valiosos porque ya han pasado a formar parte de mi forma de trabajar. Aunque se que hay muchos más, éstos han sido los má significativos en mi útimo ejercicio:

1- Trabajar desde quien soy. 
He tratado de ser yo mismo. Proyectar los propios valores en lo que proponía. Crear a partir de las propias experiencias, observaciones, de la idea de pequeña sociedad que es un edificio de viviendas y no a partir de lo que pienso que los otros quieren de mí. Buscar una armonía entre lo que siento y lo que hago. El proyecto creativo se nutre de lo que hay dentro de uno mismo, de casualidades, de intuiciones, de bromas. Buscar la originalidad puede llevar a lo banal o al desastre...







2- Ser fiel a la idea. 
Empecé con un análisis del lugar, explicado a través de alguna metáfora, y las situaciones que deseaba en ese trozo de ciudad. Hice un primer croquis a mano alzada de lo que podría ser la planta tipo del edificio. Después traté de racionalizarlo buscando algo más ordenado, pero perdió la fuerza original. 

Mi tutor me animó a luchar por ése primer croquis, a convertirlo en proyecto. Yo era de los que pensaba que la mayoría de croquis iniciales son en realidad póstumos hechos para las publicaciones. Acepté el reto. Me llevó mucho, pero mucho trabajo lograr encajar unas plantas a escala de lo que serían las futuras viviendas y los elementos comunes.  Al lograrlo sentía que había ocurrido algo muy importante, que iba a formar parte de mi forma de trabajar. Fueron días muy emocionantes.


3- La continuidad en el proceso. 
He luchado conmigo mismo todo el cuatrimestre para darle a cada parte su tiempo y no dejarme llevar por los sobresaltos y entregas del taller de proyectos. Ésto me ha ayudado a agotar cada paso, enfrentando el siguiente sin tener que volver atrás. Y a hacerlo tranquilo, conectado, disfrutando. El proyecto que estoy comenzando ahora lo dibujo en un cuaderno que es como un acordeón, y se podrá mostrar como un proceso de sucesión de ideas y adquisición de complejidad de principio a fin.

4- El trabajo en planta y los grados de libertad. 
Comencé a dibujar las plantas por los elementos de mayor dimensión que iban a permitirme un menor grado de liberta como la situación en planta, la división de viviendas y zonas comunes, los ejes estructurales. Después continué con lo que era menos condicionante, partes que pueden bailar más en la planta y que se pueden mover dentro de los límites mayores, hasta llegar a las sillas. 
Tuve que volver a menudo para hacer correcciones (cada vez menores) en los elementos de menor grado de libertad. 
Las plantas de viviendas fueron las que definieron los ejes estructurales, entendiendo que el lugar que habitamos es la prioridad frente a la necesidad de optimizar el aparcamiento.







5-Las relaciones sistémicas.  
Con el proyecto bastante avanzado, hice un esquema en el que explicaba cada parte del proyecto (espacio libre central, acceso, cafetería, espacios comunitarios, paisaje, viviendas, etc) en relación con las otras. Ésto me permitió verificar cada parte se enriquecía o no en función de cómo se relacionaba con la otra. Dicho de otro modo, los mismos elementos colocados de otra forma podrían carecer de todo interés. Por ejemplo, un espacio común que no forma parte del recorrido habitual de los usuarios o que no establece algún tipo de relación visual con los lugares frecuentados, quedaría probablemente abandonado o infrautilizado. 






6-El lleno y el vacío. 
En general tendemos a ver los edificios, las fachadas, los muebles.. Para explicar el espacio central hice un esquema de planta en el que enfatizaba su condición de vacío entre las edificaciones.




7-Trabajar desde el interior. 
Me gustan las fotos de los interiores de J.A. Coderch. Ahora parece que no se llevan mucho, se prefiere fotografiar la fachada. Traté de pensar desde dentro, cómo me sentiría en ese lugar, cómo quería que entrara la luz. Ésto me llevó a plantear una fachada ventilada que se convertía en celosía según cómo se colocaran las piezas. Y todo quedó resuelto. 



8-La afinidad de los materiales, las texturas, lo háptico. 
Peter Zumthor lo explica en su conferencia atmósferas, Juhani Pallasmaa en los ojos de la piel y en el post anterior ya avancé algo. Plantearse los materiales en función de su calidez, su aspereza, su fragilidad, frialdad, afinidad, contraste. Fue parte del proceso de la fachada, de los suelos. Después de releer a Zumthor repensé los materiales de la maqueta. DM y contrachapado para los volúmenes, materiales sólidos y cálidos. Para los forjados quería algo que tuviera textura pero fuese algo transparente. Lo logré pegando papel cebolla sobre acetato.


9-La mano en dos y tres dimensiones. 
Éste ejercicio me ha hecho descubrir una nueva forma de trabajar a través de la arcilla autoendurecible. Y no solamente para hacer una maqueta, sino directamente para primero analizar la ciudad y después resolver la fachada. Me concentré en provocar la cualidad que deseaba: El paso de la luz de determinada manera y la textura superficial. Lo moldeé sin pensar en el objeto. De nuevo el lleno y el vacío. 



9 comentarios:

  1. Gracias por compartir tu vivencia desde el interior, tendemos a hacer público solamente la fachada poniendo barreras que impiden intuir la verdadera vida interior...o se muestra la fachada para fantasear erróneamente sobre sus habitantes de una felicidad que no existe. Tu honestidad me muestra que la felicidad es un proceso como la vida misma, con inseguridades, dudas, esfuerzo y goce!
    Mónica

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mónica por tu comentario tan generoso. Me faltan las palabras para responderte. ;)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pues aunque tarde, aquí estoy: para agradecerte el comentario en mi blog, y sobre todo la escritura del post gemelo (el de más abajo); sobre lo de éste, no puedo sino decir que suscribo cada uno de los puntos que planteas. Como profesor, a raíz de ésto y de otras conversaciones que he tenido, me he acabado preguntando si al final, aunque bienintencionadamente, no censuramos demasiado, en los alumnos, ese "trabajar desde uno mismo"; un buen dilema (para el que no tengo solución): ¿enseñar un sistema de trabajo -uno entre otros posibles-, o bien, potenciar la intuición de cada uno? O -lo que sería mejor- una mezcla de los dos, intuición+sistema, que en el fondo no es algo demasiado alejado de lo que es, en sí, la práctica del proyecto. ¡Un abrazo fuerte! Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés, como alumno no me gusta que me impongan un listado innegociable de dibujos, y planos para entregar, con escalas y formatos. Creo que si alguien tiene las ganas y la energía para hacer un determinado camino, debe poder hacerlo, aunque se equivoque. Sin embargo, observo a menudo a compañeros que se bloquean, seguramente por falta de experiencia en el proceso creativo. A ellos, sin duda, les servirá tener un guión al que atenerse, metodológico, que les obligue a trabajar y a ir resolviendo temas. Abrazos y buen verano!

      Eliminar
  4. Tienes un blog muy diferente a todos, eres muy ingenioso y creativo.
    Respecto a este post, reitero todos los puntos que dices pero ante todo creo que debes de quedarte con los primeros croquis, como estudiante de arquitectura también creo que las primeras ideas son las que más nos fascinan siempre, ilusionan... hay veces que debemos mejorarlas, desarrollarlas... pero son con las que nos sentimos más seguros, cómodos y desde luego que con mucho trabajo intentamos convencer a todos que nuestro proyecto es el mejor,además creo que te ayuda bastante el dibujar muy bien, y tener una buena visión espacial de tus proyectos. Te felicito por que llegaras muy lejos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Miriam, eres muy generosa en tu comentario.
    Éste fue exactamente el tema del post, y de hecho el tema del cuatrimestre. Aprender a confiar en lo que uno dibuja, dejarse llevar un poco por las intuiciones, y continuar hacia delante de la forma más fiel y coherente posible. Un arquitecto con quien trabajé me decía "las ideas están muy bien, pero hay que saber formalizarlas".
    Pienso que después del croquis viene la segunda parte, conseguir convertir la idea en obra. La buena escuela te debe enseñar por igual las dos fases, desarrollar tus propias ideas, abstractas, personales, únicas (y no necesariamente singular) , para convertirlas en arquitectura, construible, funcional, habitable...

    Saludos y ánimo con lo tuyo!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He suprimido el comentario anterior por su carácter publicitario. Éste espacio carece de cualquier tipo de publicidad por deseo expreso de su autor.

      Gracias por su comprensión.

      Eliminar
  7. Anónimo11/9/15 3:04

    [Shurangama Sutra]
    [The Diamond Sutra]
    [The Heart Sutra]

    ~oṃ maṇi padme hūṃ~

    /Six samsara /
    /Cause and effect/
    /Engages in introspection sees the nature/
    /Do not beg abhiññā/

    Ksitigarbha
    Maitreya
    Akșayamati
    Samantabhadra
    Mañjuśrī

    Avalokiteśvara
    Mahāsthāmaprāpta
    Amitābha

    "Bhaiṣajyaguru
    The Twelve Vows of the Medicine Buddha upon attaining Enlightenment, according to the Medicine Buddha Sutra are:
    To illuminate countless realms with his radiance, enabling anyone to become a Buddha just like him.
    To awaken the minds of sentient beings through his light of lapis lazuli.
    To provide the sentient beings with whatever material needs they require.
    To correct heretical views and inspire beings toward the path of the Bodhisattva.
    To help beings follow the Moral Precepts, even if they failed before.
    To heal beings born with deformities, illness or other physical sufferings.
    To help relieve the destitute and the sick.
    To help women who wish to be reborn as men achieve their desired rebirth.
    To help heal mental afflictions and delusions.
    To help the oppressed be free from suffering.
    To relieve those who suffer from terrible hunger and thirst.
    To help clothe those who are destitute and suffering from cold and mosquitoes."

    ResponderEliminar

Gracias por participar, ésta es tu casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...