Quadern d'aprenentatges, projectes , treballs en arquitectura, urbanisme, dibuix, fotografía.. el méu procés d'aprenent d'arquitecte.

Cuaderno de aprenedizajes, proyectos y trabajos en arquitectura, urbanismo, dibujo, fotografía.. mi proceso como aprendiz de arquitecto.







7/9/10

3 IMÁGENES DE VERANO / 3 IMATGES D'ESTIU

Andrés me invita a colgar algo de éste verano. Mi cuaderno pequeño se ha llenado de gente, más o menos deforme. Hoy he abierto el otro, el más grande y he revisado sus dibujos. Pongo algunos y los ilustro con un texto. El tercero puede considerarse el verdadero post:



1. Café y pie.



Amo el verano, y disfruto del café en la sombra. Una buena pregunta para un espacio urbano o arquitectónico: ¿De qué forma me puedo detener aquí? ¿Cómo me puedo sentar? ¿Cómo sería una ciudad en la que andar sin zapatos?


2.Confusión en las rocas del hotel Delta.


Me escapo solo una tarde de julio, y sobre las rocas de arenisca cortadas de una antigua cantera pienso en la libertad que me queda entre trabajo y obligaciones familiares. Me pregunto qué libertad me da el dibujo. ¿Toda? Romper las paredes invisibles de la pecera es realmente difícil. Con el pilot me voy buscando sombras, y todo lo que da fuerza a la imagen. El resultado es éste. No hay crítica posible porque me gusta y ni yo lo entiendo. Quizás esté dado vuelta.


3. La película de mi vida.


En éste rincón he pasado muchos momentos especiales de mi vida. Aquí vuelvo año tras año y me siento en casa. Me acuerdo de algunas lecturas que han puesto palabras a lo que me mueve hacia todo esto y que recomiendo encarecidamente: La experiencia de la arquitectura de Rasmussen, los ojos de la piel de Pallasmaa, El modo intemporal de construir de Alexander, El elogio de la sombra de Tanizaki, y atmósferas de Zumthor. Estoy encima del muro del estanque. Está construido con grandes piedras y acabado con cemento natural. La textura es áspera y yo tengo que cuidarme de no perder el equilibrio. El sol a penas entra entre árboles y palmeras, que se reflejan en el agua. Está fría. Lo volveré a comprobar de golpe cuando me arme de valor y me tire de cabeza. Dentro de un rato subiré la cuesta de cemento que lleva hasta la casa y mis hijos se meterán en la acequia, harán equilibrios sobre las paredes, y repetirán, sin que nadie les haya enseñado, los mismos saltos y juegos que mis hermanos y yo hacíamos hace 30 años. Jugarán sobre las baldosas frescas en la sombra de la casa. Me reafirmo en algo que nunca deberíamos olvidar. El lugar nos lleva a la experiencia. Y esto se trata poco en las revistas de arquitectura.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...